Reciclando recursos islámicos

Según consta en la historia oficial de los sucesos del 11M, durante la confección de la historia oficial, fueron reutilizados recursos de otras acciones relacionadas de lo que genéricamente se denomina “terrorismo”.Se reutilizó el chamizo de la finca de Chinchón, adjudicado a Maymouni para el 11S y a Ahmidan para el 11M.

Se reutilizó el personaje conocido durante la “operación” Lago como Jamal Hamadi y durante el 11M como Jamal Ahmidan.

Se reutilizó al “hermano musulmán” de la “operación” Dátil y cooperante de Abu Dadhdah, Abdul el Homsi como el honrado ciudadano Abdul Khaled Al Jondi que en el 11M reconoció haber vendido la tarjeta que llevó a Leganés y presentó en sociedad a “El Tunecino”.

Se reutilizó al Basel Ghalyoun de aquella “operación” Dátil como predicador malvado en el 11M.

Se reutilizó el número de teléfono “de” Saed Berraj que jamás pudo ser utilizado en la “operación” Dátil, como activador de la memoria de un comisario en el caso 11M.

La cabezade Allekema Lamari, acompañada de su afamada oreja,  fue liberada por un “error” de Fungairiño, “perdida” por el CNI 5 días antes de la matanza para finalmente aparecer sobre la montañita de escombros del piso de la calle Martín Gaite de Leganés, mientras su ADN volaba por el interior de los Skoda Fabia que aparecían y desaparecían de las inmediaciones de la estación de Alcalá de Henares.

Y se condimentó el asunto con más de 20 colaboradores, informantes, confidentes etc. de lo conocido como  “Fuerzas y Cuerpos de la seguridad del Estado”.

Imitando a nuestro buen amigo Mou…   ¿por qué?

En un análisis forense esa reutilización cantaría y exigiría la oportuna aclaración de los responsables de seguridad del sistema atacado.
En un juzgado ordinario posiblemente también.

 

Esta entrada fue publicada en Atrezo. Guarda el enlace permanente.